Sala de Prensa RENIEC

0 notas &

RENIEC presenta Plan Nacional contra la Indocumentación

Lima 27 de junio, 2012.- El Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) presentó hoy el Plan Nacional “Perú contra la indocumentación 2011 – 2015”, que contiene metas y estrategias orientadas a acercar sus servicios a las poblaciones donde es más frecuente la falta de documentos de identidad.

«En nuestro país el 99% de mayores de edad y el 92% de menores de edad ya están identificados, pero la mayor parte de los indocumentados son muy pobres, menores de edad, indígenas y viven en zonas distantes de las sedes del poder», explicó el Jefe Nacional del RENIEC, Jorge Yrivarren Lazo.

Yrivarren Lazo destacó la importancia de las alianzas del RENIEC con entidades públicas y privadas pues, añadió, solo de manera conjunta se pueden eliminar las barreras que alejan a los peruanos del RENIEC y del Estado en general. Por su parte, el Gerente de Restitución de la Identidad y Apoyo Social del RENIEC, Carlos Reyna, planteó la necesidad de incrementar la coordinación entre el RENIEC y las instituciones aliadas, a nivel sectorial y territorial. «Debemos consolidar las redes que nos permiten un trabajo articulado contra la indocumentación», sostuvo.

El RENIEC ha dispuesto que diversos trámites sean gratuitos para los grupos más vulnerables, y ha flexibilizado normas y procedimientos para adecuarlos a la diversidad geográfica, cultural y social de nuestro país. Simultáneamente, busca mejorar la capacitación de los registradores civiles y dotarlos de herramientas que faciliten su labor, pues la correcta inscripción de un nacimiento es el primer requisito para obtener un Documento Nacional de Identidad (DNI).

También está habilitando nuevos puntos de atención y desplazando a brigadas itinerantes hacia las zonas más remotas de la sierra y selva del país. Tiene en proyecto la implementación de un registro civil bilingüe -que generará partidas en quechua y aymara- y, además, la elaboración de una lista de nombres empleados por peruanos cuya lengua materna no es el castellano, para poder inscribirlos de manera apropiada.

PRENSA/msr